Teléfono: +598 2292 2021 int. 126  /  Mail: info@khem.org.uy

Khem se reestructura y ofrecerá cuatro pisos para incubación

La incubadora, que se ubica en el Polo Tecnológico de Pando, se inaugurará el mes que viene con el objetivo de mejorar el entorno en el que está inserto el parque y, a su vez, originar más flujo de generación de empleo en el sector.

En el antiguo Egipto, a la tierra alrededor del Nilo se le atribuía propiedades mágicas debido a su fertilidad. Se utilizaba la palabra khem (tierra negra) para referirse a ese  fenómeno.

Para algunos esta es la primera referencia que se tiene de la química como disciplina, según comentó a C&N Emprendedores la coordinadora de la incubadora Khem, Cristina Montero.

Khem fue la primera incubadora de empresas de base tecnológica en Uruguay. Se creó en 2001 como componente estratégico del Polo Tecnológico de Pando de la Facultad de Química para trabajar con proyectos de empresas jóvenes que surgían en los laboratorios del Polo Tecnológico. En ese entonces, la incubación que se realizaba era virtual.
Pero hace unos años el Polo comenzó a reestructurarse y como parte de ello, también se actuó sobre Khem. El proceso de reforma de la incubadora ya lleva un año y se inaugurará en mayo un edificio de cuatro pisos destinada a la incubación física. “Se pasa de la incubación virtual, que había en los laboratorios, a crear una edificación nueva para que se alojen empresas”, explicó el director del Polo Tecnológico de Pando, Fernando Amestoy.

Comenzarán con dos empresas que tienen apoyo de los programas de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII): en la categoría Prototipos está Nanosil dedicada al desarrolllo de geles hidrófobos, y en la de Jóvenes Emprendedores, está BLDG (diseño y formulación de bebidas funcionales con hierbas naturales). A su vez,
hay otras dos con las que están en etapa de definición.

Tienen que ser proyectos que se vinculen con las plataformas que existen en el Polo, como biotecnología, nanotecnología, tecnología de alimentos, medio ambiente y energía, entre otros. Comenzar una empresa de biotecnología o de tecnología de alimentos es costoso. Las que se radiquen en Khem correrán con la ventaja de tener acceso a todos los equipos. “No necesitan en la etapa inicial hacer una inversión de US$ 100.000 o US$ 200.000 en algunos equipos”, ejemplificó Amestoy. Las ya seleccionadas pasaron por el proceso de evaluación de ANII.

Este año, Khem realizará en julio un llamado a interesados en ser incubados. En una primera instancia se seleccionarán 40 candidatos a los que se les ofrecerá un programa de varias semanas para plasmar la idea en un plan de negocios. Posteriormente, de esos 40 se elegirán a las mejores, según informó Montero.

En total, este año está previsto que se apoye a ocho proyectos. El proceso de incubación es por dos años y la empresa que egresa tiene la posibilidad de radicarse en el  arque o de construir sus instalaciones en su predio.

Círculo virtuoso

Amestoy recalcó que lo ideal es que, una vez que finalice el proceso de incubación, las empresas exitosas tengan la opción de instalarse en el entorno del parque.

Esto les puede brindar importantes beneficios: “El parque está en un ambiente de innovación, es parte de un círculo virtuoso, se busca incorporar conocimiento para
generar valor. Las empresas nuevas que surgen de base tecnológica nacen con mejores capacidades”.

El director del Polo añadió que, por un lado, este aspecto suscita mejores salarios, más demandas y desarrollo local, porque impacta en la región de Pando.

Por otro, esas empresas demandan servicios científicotecnológicos del Instituto Polo Tecnológico de la Facultad de Química. Es decir, se requiere apoyo
de investigadores, docentes, estudiantes, lo cual genera flujo de generación de empleo. En su opinión, la universidad se beneficia con dos alternativas: formar
recursos humanos para que sigan investigando dentro de la universidad o capacitarlos para generar empresas y que trabajen en el sector empresarial. Eso es lo que tiene para ganar la universidad, remarcó. En el caso del parque,la idea es promover que empresas exitosas del proceso de incubación se radiquen en su predio. Ellas aportan al parque y, a su vez, se genera demanda de recursos humanos a nivel local.

 

El Observador

Haz tu consulta

Socios Estratégicos

  • Miem
  • Pctp
  • Fq
  • Emprenur
  • Instituto Polo Tecnologico De Pando
  • Anii2015
  • Innovadores Argentina Y Uruguay 2015
  • Ande
  • Embrasur
  • Innovo
  • Isologotipo
  • Inbia
Potenciamos tu idea - Postulate Aquí
(*) Campos requeridos